Datos personales

Mi foto
ermigiru@gmail.com

jueves, 10 de agosto de 2017

LORENZO SILVA. RECORDARÁN TU NOMBRE.





   Están de moda, y me encantan (mira que lo habré dicho veces), las novelas en las que el autor-narrador sale cosiendo la historia en vivo, de presente, por entre las páginas, uniendo los hilos por aquí y por allá, los porqués, las entrevistas, los viajes, su familia, sus circunstancias, como las de Cercas o las de Carrère, del que habla en el segundo capítulo. Esta novela es de esas. Y el tema, la negativa de un militar de alta graduación, en el comienzo de la Guerra, a alzarse contra el gobierno, lo que me impulsó a su compra. “Uno escribe desde su vivencia y desde sus ideas...”.
  Habla en los primeros capítulos de sus dos abuelos, de sus desdichas en las guerras de Marruecos, y en la de España, y que se siente muy orgulloso. Me parece muy bien. Luego que se encuentra con la figura histórica de José Aranguren, a propósito del libro que publicó hace unos pocos años: La aventura histórica de la Guardia Civil.  Cuando se enteró de su papel en el alzamiento vio que había tema. No es para menos. Este libro podría ser una segunda parte (buena como la serie del Padrino) de la novela que leí hace muchos años “La guerra del General Escobar”. Escobar fue el Coronel que estaba a las órdenes de Aranguren en aquellos tristes días. Publica las cartas personales que se cruzó con Lorenzo Rubio, bisnieto del General para intercambio de información. Visitas, cenas, estancias, fotos, condecoraciones y conversaciones: todo se aprovecha para escribir una novela.
  En el capítulo 8 ya entramos en la biografía propiamente de José Aranguren: Nació el 8 de abril de 1875 en Ferrol. Sí, como Franco del que fue amigo íntimo y quien no movió un dedo por evitar su fusilamiento. Las vicisitudes recorren los siguientes capítulos: Vida dura llena de guerras, familia, hijos, desplazamientos, tensiones, sinsabores y muerte. Se cuenta muy bien el contexto histórico: Las grandes huelgas, las grandes derrotas militares en Marruecos, la traición de la Generalitat en el 34, el alzamiento, las dudas espantosas de los protagonistas, las detenciones, las ejecuciones... Ojalá que ni nuestra generación ni la siguiente tengan que pasar por todo aquello.
  En definitiva, un libro necesario para rescatar del olvido, para traer a la memoria, a una figura clave en el devenir de nuestra historia reciente. En su lápida ni siquiera figura su nombre: José Aranguren Roldán, “un gesto de discreción de los suyos”. Tan solo pone “Familia de Ponte y de Aranguren”. No lo recuerda la Guardia Civil a la que dedicó toda su vida, ni su pueblo natal, ni la Generalitat a la que sirvió. No importa. Lorenzo Silva ha hecho un trabajo maravilloso y, al menos, sus lectores, no lo olvidaremos nunca.

No hay comentarios: