lunes, 19 de agosto de 2013

DIARIO DE MOJACAR 1




  03 de agosto.
  Salimos a las 7:30 de la mañana. A pesar de que ya hace calor éste aumenta según avanzamos hacia el sur. A la hora de la comida llegamos a los apartoteles. Calor africano, rabioso. En recepción nos meten prisas porque el comedor cierra a las tres. Es imposible encontrar aparcamiento en un lugar cerca y debemos llevarnos los coches por ahí. Subimos las maletas por empinadas cuestas, sudando. El apartamento es viejo y poco cuidado. Huele a cloaca. Enseguida me doy cuenta que no es mi sitio. Hay bandas de gente joven,muchachos musculosos con tatuajes. ¿Cuántos de ellos se arrepentirán a medio plazo? Al fin y al cabo son marcas de pertenencia a una "ganadería". Muchos niños.Jaleo.
  Llegamos al comedor agitados. Huele a comida de batalla. Está claro que las percepciones de un viaje son las experiencias propias que cada uno viva. En principio para mí son malas.  Por la noche vamos al chiringuito de enfrente a comer pescado frito. Nos timan. A pesar de que está bueno nos traen tal cantidad de comida que al final, a pesar del esfuerzo, sobra una bandeja a rebosar. Pero, claro, hay pagarlo todo. Precio desorbitado. Viven de los relevos de la gente. No sé qué vamos a hacer cuando matemos también a esta gallina; casi la última que nos queda.
Publicar un comentario