Datos personales

Mi foto
ermigiru@gmail.com

martes, 31 de diciembre de 2013

2013. TODOS LOS LIBROS.



1.- ARLT ROBERTO, EL CRIADOR DE GORILAS. Genes de un prusiano en argentina y trasplantados al norte de África. Una continuación moderna de Las mil y una noches.
2.- BARNES JULIAN, EL SENTIDO DE UN FINAL. Nuestros recuerdos no siempre nos cuentan las cosas tal como sucedieron.
3.- BLASCO IBAÑEZ   VICENTE, LOS CUATRO JINETES DEL APOCALIPSIS, Impresionante. Un escritor y político emparentado en el estilo con Benito Pérez Galdós.
4.- BRYSON BILL, EN LAS ANTIPODAS, Amenísimas crónicas de un viaje por Australia.
5.- CARRASCO JESUS, INTEMPERIE, La novela de un debutante. Muy buena. Un McCarthy español.
6.- CHAVES NOGALES MANUEL, IFNI, LA ULTIMA AVENTURA COLONIAL ESPAÑOLA  Ironía a raudales sobre lo español en esta aventura colonial. Sabemos camuflarnos. Como dice Chaves Nogales, a los ocho o nueve meses de estar allí, un español es más moro que los propios moros.
7.- CIORAN E.M. CUADERNOS 1957-1972, Diarios intimistas y desinhibidos. Quizá porque no pensaba publicarlos: "Todo esto para destruir".
8.- DELIBES MIGUEL, LA HOJA ROJA, De obligatoria lectura en el instituto de S. El más flojo de los que he leído de él.
9.- DIAZ FERNANDEZ JOSE, EL BLOCAO, Relatos de los pobres españoles que tuvieron que vivir aquel infierno pelado.
10.- ESTEVEZ ABILIO, INVENTARIO SECRETO DE LA HABANA,    Yo diría una mirada secreta de la Habana.
11.- GARZON ESPINOSA ALBERTO, LA GRAN ESTAFA, Temas de una, nunca mejor dicho, rabiosa actualidad.
12.- GATHORNE-HARDY JONATHAN, GERALD BRENAN,  EL CASTILLO INTERIOR, Biografía apasionante a la manera anglosajona.
13.- HERRSCHER ROBERTO, LOS VIAJES DEL PENÉLOPE, La historia de una goleta en la Guerra de las Malvinas y más.
14.- HITCHENS CHRISOPHER, HITCH-22, Las memorias de un librepensador ateo que creyó, asombrosamente, en el Gobierno Bush.
15.- JÜNGER ERNST, DIARIO DE GUERRA 1913-1918, Diarios de guerra y solo de guerra. No recomendable. Hay cosas que no deberían publicarse y menos a este precio.
16.- KINGSLEY MARY, VIAJES POR EL AFRICA OCCIDENTAL, Una mujer valiente que se va contra todo consejo a lo más salvaje del África occidental.
17.- LEGUINECHE MANUEL, YO TE DIRÉ, LA VERDADERA HISTORIA DE LOS ULTIMOS DE FILIPINAS, Estupendas crónicas de los últimos de Filipinas. Libro desolador sobre el Desastre español.
18.- LEIGH FERMOR PATRICK, EL TIEMPO DE LOS REGALOS, Libro de viajes donde los haya. Un recorrido romántico por la Europa de preguerra. Formidable.
19.- LEIGH FERMOR PATRICK, UN TIEMPO PARA CALLAR, Delicioso libro de su experiencia en Monasterios y Abadías.
20.- LEVI CARLO, CRISTO SE DETUVO EN ÉBOLI, Maravillosas memorias de un desterrado a la Italia profunda del Sur.
21.- LEWIS NORMAN, CRÓNICAS DE VIAJE 1 Y 2 Crónicas de viajes. Impresionante el de Genocidio.
22.- LOWE KEITH, CONTINENTE SALVAJE, (Europa después de la II G.M.) La desgarradora historia de Europa después de la II Guerra Mundial.
23.- MILLAR DAVID, PEDALEANDO EN LA OSCURIDAD, fabuloso libro en torno al dopaje pero sobre todo un libro en torno al ciclismo y a la superación.
24.- MONTERO ROSA, LA RIDICULA IDEA DE NO VOLVER A VERTE. Una biografía a modo de largo artículo periodístico en torno a la brillante figura de Marie Curie. Suficiente para abrir el apetito de otras cosas.
25.- MUJICA LEINEZ MANUEL, LOS IDOLOS, Adoración de unos personajes por un poeta desconocido autor de un solo libro "Los Ídolos". Aristocracia decadente porteña. Sin interés.
26.- MUÑOZ MOLINA ANTONIO, NADA DEL OTRO MUNDO, Una reedición de sus cuentos mas algún añadido. Casi todos buenos; dos o tres, buenísimos.
27.- MUÑOZ MOLINA ANTONIO, TODO LO QUE ERA SOLIDO, Un lúcido ensayo que nos muestra la mentira de dónde venimos, el desastre presente y el cambio sí o sí hacia el futuro
28.- OVEJERO JOSE, LA ETICA DE LA CRUELDAD, Estupendo ensayo en torno a la crueldad en la literatura. Muy recomendable.
29.- OVEJERO JOSE, CHINA PARA HIPOCONDRIACOS, Un viaje de un hipocondriaco, como yo.
30.- PIGLIA     RICARDO, EL CAMINO DE IDA, Novela que analiza la violencia como arma política.
31.- PLA JOSEP, CINCO HISTORIAS DEL MAR, Relatos de naufragios y pescados del maestro catalán.
32.- PRESTON PAUL, FRANCO, CAUDILLO DE ESPAÑA, Biografía rigurosa y completa del que fuera dictador de este país durante cuarenta años.
33.- QUIROGA HORACIO, LOS DESTERRADOS, Cuentos de frontera. El Hombre muerto.
34.- REVERTE JAVIER, COLINAS QUE ARDEN, LAGOS DE FUEGO, Más viajes a África, misma fórmula y siempre funciona.
35.- REVERTE JAVIER, EL TIEMPO DE LOS HEROES, Biografía novelada de Juan Modesto. Un general republicano importante.
36.- ROA BASTOS AUGUSTO, YO EL SUPREMO, Un collage de puntos de vista y estilos absolutamente genial.
37.-  RUSHDI SALMAN, LA SONRISA DEL JAGUAR, El viaje a Nicaragua de un escritor "FELINO".
38.- STANLEY HENRY, EN BUSCA DEL DOCTOR LIVINGSTONE, La expedición de un periodista en busca de un gran hombre. Apasionante.
39.- THOREAU HENRY DAVID. WALDEN. Ensayo sobre el hombre sumergido en la naturaleza. Lo mejor, el capítulo sobre la lectura y la “guerra de las hormigas”.
40.- THEROUX PAUL, LAS COLUMNAS DE HERCULES, Un viaje por el Mediterráneo. Un viajero con un solo rumbo: el del mar.
41.- TRAPIELLO ANDRES, AYER NO MÁS, Otro libro sobre la guerra civil de ficción donde se bucea en la realidad
42.- VALDES ZOE, LA MUJER QUE LLORA, Prescindible, presuntuosa, mala, premio Azorín 2013.
43.- VARGAS LLOSA MARIO, EL HEROE DISCRETO, Otra novela en la misma línea que las dos anteriores: prescindibles.
44.- VARIOS, CUENTOS DE LA HABANA VIEJA, Cuentos escritos para la revista Bohemia. Jóvenes autores entonces. Juan Pedro Gutiérrez entre ellos que ya no es tan joven.

sábado, 28 de diciembre de 2013

HENRY DAVID THOREAU, WALDEN.



  Este escritor y ensayista estadounidense se fue a vivir durante dos años a una laguna, la laguna Walden, cerca de Concord, Massachusetts.  Se hizo su cabaña, se apañó con la alimentación, caminaba por los alrededores, recibía vistas, leía y escribía. Entre otras cosas este libro, considerado como el inicio del ensayo en América. Antes había escrito su famosa diatriba contra el Estado “La Desobediencia Civil”, debido a su encarcelamiento por no haber querido pagar impuestos porque consideraba que el gobierno no actuaba correctamente en la guerra contra Méjico y en las prácticas de la esclavitud.
  Las partes que más me han gustado del libro son su capítulo dedicado a “Leer” y unas observaciones que hace sobre una guerra de hormigas. Thoreau era un gran observador de la naturaleza, por ello, Edward o. Wilson del que leí hace muchos años su maravilloso libro “Viaje a las hormigas”, le dedicó una carta al comienzo de su libro “El futuro de la vida”.
  Leer: “Al fin y al cabo, ¿qué son los clásicos sino el registro de los mejores pensamientos de los hombres? Son los únicos oráculos que no han envejecido, y en ellos se encuentran respuestas a las preguntas más modernas, que ni Delfos ni Dodona podrían proporcionarnos”. Esto lo hubiera escrito un siglo después Italo Calvino en su “Por qué leer a los clásicos”.
  “El símbolo del pensamiento de un hombre antiguo se convierte en el discurso de un hombre moderno”.
  Y una frase con la que me he identificado en cierta manera y que corrobora las anteriores: “Alguien que acabe de leer uno de los mejores libros ingleses, ¿a cuántas personas encontrará con las que hablar de ello?”.
  Hay personas que saben estar solas y personas que no. Yo creo ser de las primeras porque cuando lo consigo, el estar solo, cosa nada fácil, experimento un estado de excitación y actividad que me acercan a la felicidad. Por supuesto uno para vivir así ha de tener un colchón familiar donde caer. Thoreau también lo tenía y después de su experiencia volvió con su familia. “Creo que es saludable estar solo la mayor parte del tiempo. La compañía, incluso la mejor, se hace pronto cansina y nociva. Me encanta estar solo. No he encontrado un compañero que me acompañe mejor que la soledad. Normalmente estamos más solos cuando nos reunimos con los demás que cuando  permanecemos en casa”.
  En fin , un descubrimiento de este clásico americano de mente clara e inteligente: “La superficie de la tierra es frágil e impresionable a las pisadas de los hombres, y lo mismo sucede con los senderos de la mente. ¡Qué deteriorados y polvorientos deben estar los caminos del mundo y qué profundos los surcos de la tradición y el conformismo!”.

jueves, 26 de diciembre de 2013

ROBERTO HERRSCHER. LOS VIAJES DEL PENÉLOPE.



  Herrscher, profesor de periodismo en la Universidad de Barcelona en la actualidad, tenía apenas veinte años en el año 82. Los mismos que tenía yo. Y en la guerra de las Malvinas fue llamado para servir en una goleta requisada a los habitantes de allá. Cuando sus conocidos le ofertaron la posibilidad de no ir respondió: “La verdad es que ni a mí ni a ninguno de mi familia se nos ocurrió que era posible, que era pensable no hacer lo que decía el papel”. Casi siempre la inercia de la guerra no respeta nada. Cuenta que un canadiense, veterano de la Segunda Guerra Mundial, se quejaba que le habían hundido su bote, a él que se había ido allí seguro que en aquél rincón del mundo nunca llegaría catástrofe alguna.
  Estuvo con seis marinos más, todos militares profesionales, ocupados en la tarea de transportar materiales y heridos de aquí para allá, de una isla a otra. Muchos años después, rodeado de sus antiguos compañeros, se reunieron para recordar lo sucedido. Y Herrscher decidió contar su experiencia así como la historia del barco. Por eso que el libro está dividido en tres partes. En la primera habla y describe a cada uno de sus compañeros de fatiga. En la segunda cuenta su viaje de regreso al lugar de la pesadilla para enfrentarse a sus gentes y a sus miedos y en la tercera nos habla de la historia propiamente del barco. Su primer dueño, el explorador alemán Gunther Pluskow quien murió con su hidroavión en un accidente cerca del Perito Moreno cumpliendo su sueño de explorar la Tierra de Fuego, no por algo bautizó su barco como Fuerland.
   También es algo rocambolesca la historia de cómo el libro llegó a mis manos. Después de leer algunas entradas del blog que Roberto tiene en Boomerang vi que había escrito este libro. Lo busqué en algunas librerías bien surtidas de Madrid pero no estaba editado en España; solo en Argentina, y mi hermano se venía de Buenos Aires y yo le hice el encargo. Ahora está ya en un lugar importante de las cada vez más apretadas estanterías.

domingo, 15 de diciembre de 2013

JESÚS CARRASCO. INTEMPERIE.



 
 Primera novela de Jesús Carrasco. Nació este escritor pacense en 1972. Estudió varias cosas pero al final decidió dedicarse por entero a la literatura. Eso es lo que le recomendaba alguien a Vargas Llosa pero hay que reconocer que es un paso difícil de dar. La apuesta le ha salido de maravilla: en su primera publicación ha arrasado: muchos miles de ejemplares vendidos, innumerables traducciones, etc. Y es que la novela tiene unas cuantas virtudes y muy pocos defectos. Me ha recordado a lo mejor de Cormac McCarthy: The Road, Meridiano de Sangre, Hijo de Dios…, a algunas cosas de Coetzee, también a la atmósfera rural que emanan de las de Miguel Delibes.
  La novela tiene esa capacidad que solo algunas poseen de hacer ver al lector, sin casi definirlo, el paisaje, el color y el olor donde discurren las escenas. Escenas en una gran parte brutales pero contadas siempre con gran economía de salvajadas extremas. Y creo que es porque ha sabido elegir el camino de lo sutil frente a lo anecdótico y perverso. Es horroroso lo que imaginamos pero prefiere no contarlo, sólo eso, hacérnoslo imaginar.
  En la economía de la narración puede introducirse todo: No sabemos el nombre de los pocos personajes. No sabemos dónde discurre, en qué pueblo o aldea. Qué será de los que no mueren.
  En definitiva una muy buena novela en la que ya solo nos preguntamos, sus rendidos lectores, si la próxima estará a altura de esta.

domingo, 8 de diciembre de 2013

PAUL PRESTON. FRANCO, Caudillo de España.





    Cuando yo era un niño de siete u ocho años, a finales de los sesenta, mi padre estaba muy contento. Le habían ascendido en la empresa, echaba muchas horas extras y era de los pocos en el vecindario que tenía televisión en color y un Seat 850 pagado con letras que se iban coleccionando en carpetas de anillas. Los barrios obreros se hacían a toda velocidad sin que apenas se ocupara nadie de urbanizarlos. Esto era una suerte para los chavales como yo porque había infinidad de escondrijos donde perderse y vivir aventuras. En el parque que había cerca de casa, a medio hacer, apareció un socavón en forma de volcán invertido del que salía agua y barro sin parar. Algún niño, incluido mi hermano, acabó cayendo al agua.

  Un día encontré tirados por el suelo, cerca del metro, infinidad de octavillas con algo que entonces no entendía: era propaganda de algún sindicato, UGT o CNT. Lo llevé a mi casa porque entonces no había abundancia de papel y ya imaginaba la cantidad de dibujos que se podrían hacer en los reversos. Pero mi padre, cuando vio aquello, se quedó blanco. Me regañó y me dijo que jamás volviera a hacer eso. Se fue a la terraza y en una lata de aceite fue quemando todos y cada uno de aquellos papeles. Entonces tuve miedo porque a mi padre le noté que también lo tenía. Así era la España de entonces, la España de Franco.

  Un mes exacto me ha llevado leer la inmensa biografía de Preston. Y se ha acabado de improviso porque de las mil y pico páginas que tiene, la narración propiamente dicha acaba en la ochocientas cincuenta. El resto son notas, una bibliografía extensísima, una breve cronografía y un índice alfabético.

  Comienza el libro detallando a su familia; sus abuelos, sus padres, hermanos, etc. Fue un niño algo enclenque que nunca llegó a destacar en nada. Sí parece ser que la relación con su padre nunca fue del todo cariñosa. De hecho no fue al cortejo fúnebre cuando murió muchos años después, siendo jefe ya de todo, ni dejó que asistiera la amante del padre.

  La fama de héroe se gestó en Marruecos. Después de la pérdida de las colonias había que colocar a cientos y cientos de jefes y oficiales, y en África el sueldo era más sustancioso y se ascendía con más rapidez.

  Luego le pasó eso que en la historia suele llamarse como Baraka o suerte o potra: recibió heridas que a otros le costaron la vida pero él se salvó. Y por accidentes o suerte o maniobras sibilinas se le fueron apartando los posibles competidores hasta establecerse como el dueño absoluto de esa tierra quemada llamada España. La guerra civil. ¿Cuál fue la chispa que incendió todo? Es verdad que aquello  podría parecerse a una bombona de gas que fuera calentada desde dentro y desde fuera alcanzando una presión imposible. Pero “La tarde del 12 de julio, pistoleros falangistas habían disparado y asesinado a un oficial de izquierdas perteneciente a los Guardias de Asalto republicanos, el teniente José del Castillo…  Los enfurecidos camaradas de Castillo respondieron con una represalia irresponsable. A primeras horas del día siguiente, se propusieron vengar su muerte asesinando a un distinguido político de derechas. Al no encontrar a Gil Robles mataron a Calvo Sotelo”. Y así hasta un millón de muertos más.

  En la gran guerra se unió decididamente a favor del Eje. Éste se vino abajo pero ya entonces se habían hecho guiños a los ingleses y americanos. Siendo como era el impulsor del freno comunista, Franco les vino muy bien para sus intereses.

  Y luego vendría el largo camino de grisura en el que consistió su gobierno. Su despiadada crueldad con los vencidos, su saber atajar cualquier desbandada, sus inapelables decisiones. No dudó en matar a media España si con ello conseguía alcanzar sus objetivos.

  Y su muerte. ¡Qué difícil es morirse! Se quejaba al final de sus días. El veinte de noviembre de 1975 nos levantamos para desayunar e irnos al colegio pero para gran alegría de los hermanos y mía nos quedamos viendo la televisión. Vimos las lágrimas de Arias Navarro dando la noticia. Las largas colas para ver su cuerpo. A mi padre se le saltó alguna lágrima viendo el telediario de la noche. La gente tenía miedo porque no sabía qué podía pasar.

  Pero luego, con grandes dificultades, alcanzamos la democracia. Casi cuarenta años de dictadura.

  En definitiva, una lectura interesantísima, amena, muy bien escrita y documentada. Una obra de referencia como dicen varios de los mejores historiadores. Y todo ello, como se muestra en la fotografía de esta entrada, al precio de cinco euros con noventa y cinco céntimos. ¿Alguien da más?