jueves, 20 de junio de 2013

El Soprano se va

 
Esta mañana, mientras tomábamos un café, mis compañeros me han preguntado: ¿te pasa algo? Les he respondido: se ha muerto y tenía mi edad. Se han mirado entre ellos. ¿Quién se ha muerto? Gandolfini, les he dicho apesadumbrado. Se han vuelto a mirar, ya moscas. ¿Y quién cojones es Gandolfini? Joder, el de Los Soprano. Entonces, ya sí, me han mandado a la mierda. Y es que lo he sentido de veras. Es como si se hubiera ido alguien muy cercano de la familia. ¡Cuántas noches he pasado embutido en su familia, en sus diversiones, en sus manías, en sus miedos y en sus problemas! En fin, otro que se va. Cuando me he enterado me han venido a la mente esas veces que salía en pantalla como con falta de aire, al borde del colapso, del infarto. Qué se le va a hacer…

Publicar un comentario