lunes, 25 de marzo de 2013

LA ASFIXIA DEL CIUDADANO




  Durante los últimos meses, en el buzón de correo - el de papel, el de toda la vida- no hacen más que aparecer cartas de las compañías de suministro avisando de una nueva subida del precio debido a motivos que ellos no pueden evitar: nueva subida de tasas, el cambio del valor de las monedas, etc.

  Da la sensación de que hay un ejército de contables de empresas, funcionarios y departamentos de estado, estudiando día y noche la forma de sacarle al ciudadano un euro más. Dónde se puede encontrar una veta más que alivie la deuda –o las ganancias- de unos y otros. No sé dónde de alto se encuentra la paciencia de nuestra sociedad, pero desde luego la mía, viendo la última factura del gas, está rozando el límite.
Publicar un comentario