miércoles, 9 de enero de 2013

PEDALEANDO EN LA OSCURIDAD. DAVID MILLAR.

 


  En 2004 David Millar, ciclista profesional en activo, fue detenido por consumir sustancias dopantes. Una emisión de radio que escuché hablaba del buen reportaje que le había hecho Robinson en su programa. Lo vi y me entusiasmó. Periodismo de calidad como el que ya apenas se hace. Luego vino su libro que es el que acabo de terminar. Me ha encantado. “Pedaleando en la oscuridad”. Habla de muchas cosas aparte del deporte más duro del mundo. Siempre los que estamos fuera nos preguntamos ¿qué sería de nosotros si tomáramos esas sustancias? Bueno, tienes que ser un superdotado y entrenar como si fueras a morir en el intento de ganar. Una vez, al principio de su carrera, cuando era un joven idealista e ingenuo, le preguntó Millar a un médico si era verdad que podía ser tan determinante el doparse. Su respuesta fue: “Por lo que yo he visto puede convertir a un burro en un caballo de carreras”. David transmite muy bien esas sensaciones de poderío a la hora de enfrentarse a corredores fabulosos en condiciones difíciles.
  Ahora es un corredor rehabilitado después de haber estado dos años suspendido.  Se puede considerar que ahora es uno de los más firmes defensores de la carrera limpia. Ha conseguido ganar carreras sin ingerir nada, ni siquiera vitaminas inyectadas que es como empezó todo. Ahora vive en Gerona junto a su mujer Nicole. Si lo viera alguna vez por las carreteras lo saludaría y le diría que lo admiro. Dice que ahora disfruta montando en bici como hacía años que no disfrutaba.
  El pasado domingo 30 de diciembre subimos unos amigos  y yo al puerto de la Morcuera. Lo hemos institucionalizado. El último domingo de cada año. Llueva o nieve. Allí brindamos con champán y nos tomamos un trago de ron de lo más infame. Después hicimos el descenso por la ladera norte hasta el punto de partida: Miraflores de la Sierra. Un día espectacular de bici de montaña. Pocas cosas más hacen falta para sentirse feliz.
Publicar un comentario