lunes, 26 de diciembre de 2011

PLATA QUEMADA


He acertado en leer primero y ver después. Plata Quemada, de Ricardo Piglia, es una novela sobre un hecho real acaecido entre Buenos Aires y Montevideo en 1965. Creo que siempre se debe leer el libro antes que la película. Con las películas pasa que uno está ya contaminado para el ejercicio de imaginación que se requiere para la lectura de un libro en el que el lector aporta gran parte de lo “visual”. No me imaginaba así a los protagonistas. Los protagonistas estaban perfilados claramente en mi imaginación y ese es el milagro de la literatura: para cada lector hay unas caras y unos escenarios absolutamente distintos.

La novela me ha recordado con las diferencias evidentes a “A sangre fría” de Truman Capote. Un hecho real y brutal es desmenuzado en todas las capas por un observador imparcial que ha estudiado de diferentes fuentes: periódicos, testigos, informes policiales, grabaciones, etc.

En el enfrentamiento de la novela con la película sale perdiendo esta última como casi siempre. Las actrices tienen poco espacio y es de poca calidad. La relación entre los “mellizos” no está bien perfilada. No me ha gustado nada la adaptación y sí en cambio la lectura.

Estos son los hechos que se narran sacados de la wiki:

“La película se basó en la novela de Piglia, basada a su vez en hechos reales: varios delicuentes porteños -Roberto Dorda, Marcelo Brignone y Carlos Merelles- escapan a Montevideo, Uruguay, luego de realizar un cuantioso robo en Buenos Aires durante el que murieron varias personas.

Con el fin de dejar pasar el tiempo alquilaron el apto 9 del edificio Liberaij de la calle Julio Herrera y Obes 1182, Montevideo, el cual sirvió como "aguantadero", hasta que se tranquilizara la situación.

En una noche de noviembre de 1965 fueron cercados por la policía, que luego de catorce horas, y miles de balas lograron entrar al apartamento, con un saldo de varios muertos, entre ellos policías y los pistoleros.

En lo que respecta a la crónica policial, en el apto 11 se escondieron algunos policías que se enfrentaron a los pistoleros. Dorda, según la autopsia, murió con 16 heridas de bala y Brignone con 19”.

He sabido también que el premio que ganó Piglia –el Planeta argentino- estuvo lleno de polémica pues al parecer ni siquiera se presentó pero no cabe duda que es una de las mejores novelas policiacas que he leído. Y Piglia se ha convertido en uno de mis escritores preferidos aunque solo haya leído ésto de él.

Publicar un comentario