lunes, 19 de diciembre de 2011

GEORG TRAKL



Leyendo cosas sobre la atormentada familia de los Panero descubrí la existencia de este poeta austriaco. Trakl nació en 1887 en Salzburgo y se quitó la vida con una sobredosis de cocaína en 1914 en Cracovia.

Se crió junto a su inseparable hermana Gretl con la que aprendió a tocar el piano, aprendió literatura y con la que según parece tuvo relaciones incestuosas que le marcaron de por vida. Estudió farmacia y trabajó más tarde en una botica, con lo que tuvo acceso a diferentes sustancias como la cocaína, que en aquellos tiempos no estaba prohibida. Se convirtió en un drogadicto y en un alcohólico del que sin embargo nunca nadie vio tambalearse. “Bebedor y drogadicto empedernido, jamás le abandonaba su porte noble, de un temple espiritual fuera de lo común” dijo de él su amigo Von Ficker.

Por este motivo y por su carácter pesimista y depresivo no era capaz de retener un empleo fijo. En su biografía dice que apenas aguantó dos horas en un trabajo ganado en unas oposiciones en el ministerio de obras públicas de Viena.

Cuando estalló la guerra mundial lo movilizaron y tuvo que ir con una farmacia ambulante al frente de Galitzia (Ucrania). Allí le dejó marcado un hecho dramático: tuvo que auxiliar sin medicinas y sin medios a noventa heridos graves. A consecuencia de ello, fue recluido en un sanatorio mental de Cracovia. Allí redactó su poema más famoso: Grodeck.

“…Todos los caminos desembocan en negra podredumbre.

Sobre las ramas de oro de la noche y las estrellas

ondea la sombra de la hermana por el mudo bosque..”.

También redactó su testamento antes del suicidio, donando todos sus bienes a su hermana. Ésta se suicidaría en 1917.

2 comentarios:

¿eh? dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hermi dijo...

Sí, Pobre.
Saludos.