Datos personales

Mi foto
ermigiru@gmail.com

jueves, 31 de diciembre de 2015

LOS LIBROS "QUEMADOS" DEL 2015



Estos son los libros que he “quemado” a lo largo del año que acaba. Están colocados por orden alfabético del apellido del autor y tienen un pequeño comentario cada uno.

1. - ANDRES RAMÓN. JOHAN SEBASTIAN BACH. Compendio de los libros que Bach tenía al morir. Y una anexa pequeña enciclopedia sobre músicos de su época.
2.- ARENDT HANNA. EICHMANN EN JERUSALEN. El seguimiento casi entomológico de un juicio para explicar el holocausto.
3.- ARENDT HANNA. SOBRE LA VIOLENCIA. La violencia innata en el ser humano. Aumentada industrialmente en el siglo XX.
4.- ASENSI FRANCISCO. LA SIBILA DE DELFOS. Una novela policiaca nada conocida que está muy bien. Los sótanos del vaticano.
5.- BEEVOR ANTONY. CRETA. La historia de uno de los mayores lanzamientos de paracaidistas. Muy buena.
6.- BRENAN GERALD. EL LABERINTO ESPAÑOL. Los antecedentes de una disputa eterna escritos por un autor querido.
7.- BRENAN GERALD. DIARIOS DE LA GRAN GUERRA. Diarios rescatados de sus papeles, de la Fundación de Alahurín de la Torre.
8.- BRYSON BILL. UN PASEO POR EL BOSQUE. Si os gustan el senderismo y las anécdotas bien contadas, éste es vuestro libro.
9.- BUSQUETS TUSQUETS MILENA. TAMBIEN ESTO PASARA. Un duelo por una madre recién muerta muy bien escrita con sabor a Mediterráneo.
10.- BYRON LORD. DON JUAN. La biografía en verso de un seductor clásico y romántico.
11.- CAMUS ALBERT. EL PRIMER HOMBRE. Inolvidable el retrato del Camus niño y adolescente.
12.- CAMUS ALBERT. CARNETS 1935-1951. Apuntes para sus novelas, para sus obras de teatro, para sus viajes; para su vida.
13.- CARRERE EMMANUEL. UNA NOVELA RUSA. Un viaje lleno de cuentos reales; tremendamente reales.
14.- CASANOVA GIACOMO.  MEMORIAS. Las memorias de un histórico seductor y buen escritor.
15.- CESAR       JULIO. LA GUERRA DE LAS GALIAS. Crónicas de hace veintidós siglos que parecen escritas de esta mañana.
16.- CHANDLER RAYMON. EL LARGO ADIOS. Probablemente el Everest de la novela negra. Entretenida.
17.- CLARIN LEOPOLDO ALAS. DOÑA BERTA Y OTROS RELATOS. Narraciones cortas de un autor de talento largo.
18. - COOPER ARTEMIS. PATRICK LEIGH FERMOR. Una de las mejores biografías leídas. Un gozo absoluto.
19.- DAL MASCHIO   E.A. PLATÓN. Las cosas del filósofo explicado para jovencitos.
20.- DURREL GERALD. SEIS MESES EN NUEVA ZELANDA, AUSTRALIA Y MALASIA. Un encantador naturalista y viajero hablándonos de animales como si fueran sus íntimos amigos.
21.- ECHENOZ JEAN. CORRER. La historia asombrosa de la locomotora humana. Y una crítica razonada del comunismo.
22.- FERNANDEZ DE LA REGUERA RICARDO. EL DESASTRE DE ANNUAL. La historia novelada del Desastre. Fue tan apabullante que parece un mal guión de película.
23.- FLAUBERT GUSTAVE. LA EDUCACION SENTIMENTAL. La última novela publicada en vida de este escritor. Perfecto escritor.
24.- FOLCH Y CAMARASA RAMON. LA VISITA. El encuentro entre dos amigos. Una visita pesada de las que cuesta echar. Simplemente fumable.
25.- FORD PETER. LA VERDADERA HISTORIA DEL HOMBRE ELEFANTE. Biografía de Joseph Merrick, El hombre Elefante. Dividido en varias partes que podrían haber sido una sola.
26.- GONZALEZ LEDESMA FRANCISCO. CRONICA SENTIMENTAL EN ROJO. Muy buena novela policiaca de un maestro recién desaparecido.
27.- HERSEY JOHN. HIROSHIMA. De los más sobrecogedores reportajes de la historia. El destrozo humano y no el destrozo de edificios.
28.- JÜNGER ERNST. LA TIJERA. Quién puede impedir al gusano de seda que siga hilando? Las palabras postreras de Jünger.
29.- KAWABATA YOSUNARI. EL CLAMOR DE LA CASA DE LAS BELLAS DURMIENTES. Inquietante novela en torno a la vejez y la muerte mientras se recuerda el amor y la vida.
30.- KLEIN         RICHARD. LOS CIGARRILLOS SON SUBLIMES. Imperdonable que en este libro no se diga nada de Ribeyro o Cabrera Infante.
31.- LANDERO LUIS.         EL BALCÓN DE INVIERNO. Novela sobre el recuerdo y la memoria. Biográfica en algunas cosas. Muy buena.
32.- LEGUINECHE MANUEL.     EL PRECIO DEL PARAISO. Un libro sobre un español perdedor de todas las guerras.
33.- LEVI CARLO. EL RELOJ. Otro delicioso libro del gran escritor italiano. Recuerdos de una época en Roma.
34.- LINDO         ELVIRA. NOCHES SIN DORMIR. Libro de despedida de una ciudad despiadada. Frustrante por lo ameno y rápido que se lee.
35.- LOBO RAMÓN. TODOS NAUFRAGOS. Un ajuste de cuentas con una familia y una generación que casi es la mía.
36.- MACHADO ANTONIO. JUAN DE MAIRENA. Cuántas ganas tenía de leer este libro y qué de tiempo hace que debía haberlo leído.
37.- MUÑOZ MOLINA, ANTONIO. CORDOBA DE LOS OMEYAS. Magnífico ensayo histórico sobre esa época tan importante de nuestra historia.
38.- MUÑOZ MOLINA, ANTONIO.  EN AUSENCIA DE BLANCA. Nunca he leído buenas críticas de esta novela y sin embargo a mí me ha gustado mucho.
39.- NEUMAN ANDRÉS. EL VIAJERO DEL SIGLO. Una feliz recomendación de Dani. Un diálogo feliz entre la literatura del XIX y la del XXI.
40.- NICHOLSON VIRGINIA. ELLAS SOLAS. UN MUNDO SIN HOMBRES TRAS LA GRAN GUERRA. La dura vida de dos millones de mujeres sin hombres. ¿Más dura?
41.- PALLAS DOLORES. DRINK TIME! EN COMPAÑÍA DE PATRICK LEIGH FERMOR.  Un libro entrevista sobre Paddy. Sobre el final de Paddy.
42.- PARDO JESUS. AUTORRETRATO SIN RETOQUES. Memorias sin retoques y sin vergüenzas. Divertidas en ocasiones, sonrojantes en otras.
43.- PIGLIA RICARDO. LOS DIARIOS DE EMILIO RENZI   
44.- PLA JOSEP.  LA VIDA LENTA. NOTAS PARA TRES DIARIOS. Dietario íntimo que no debería haber salido de ahí.
45.- PRESTON PAUL. EL HOLOCAUSTO ESPAÑOL. Según su autor, dolorosos de escribir. Doloroso también de leer pero siempre apasionante.
46.- RIZAL JOSE. NOLI ME TANGERE. Una novela que sí hizo cambiar la vida de quien la escribió: le costó la suya.
47.- SACKS OLIVER. EL TIO TUNGSTENO. La tierna biografía de un hombre irrepetible recién desaparecido. Una preparación para leer su obra póstuma: la historia de su vida, casi por publicar en español.
48.- SACKS OLIVER. EN MOVIMIENTO. La apasionante autobiografía de un hombre que nos acaba de dejar.
49.- SAMPEDRO JOSE LUIS. MONTE SINAÍ. Crónica de su estancia en el hospital de Nueva York y un repaso por su vida.
50.- SANCHEZ FERLOSIO, RAFAEL. CAMPO DE RETAMAS. PECIOS REUNIDOS. Frases, oraciones, sentencias certeras, puñetazos.
51.- SPANBAUER TOM. EL HOMBRE QUE SE ENAMORO DE LA LUNA. Extraña novela del oeste.
52.- URIARTE IÑAQUI. DIARIOS 2008-2010        Sólo canela en rama. Hace pensar y reír, ¿qué más se puede pedir?

RAMÓN LOBO. TODOS NÁUFRAGOS.



   


  Extracto del correo que le envié al autor a su blog: “Por lo demás, Sr. Ramón, compré el otro día tu último libro, el de los Náufragos, y lo acabo de terminar; y me ha gustado bastante. Es cierto que está un poco desordenado, como si se hubieran caído las fotos de la vieja lata de tus padres (en los dos sentidos) y las hubieras colocado al tuntún. Pero siempre he admirado a los escritores que son valientes para desnudarse con buena literatura y con arte. Yo aconsejo su lectura porque habla de una generación y sus problemas, que han sido por la edad, ¡¡ay!! Casi los mismos míos, y porque tiene, como has dicho tú mismo, páginas de buena literatura. Estoy de acuerdo”.  
  De Ramón Lobo me llamó la atención la forma cruda, sincera y competente de exponer sus puntos de vista en los grandes conflictos y desafíos de nuestro tiempo como corresponsal de guerra, como periodista y escritor, por mucho que un día le dijera Saramago que qué más quisieran ser los periodistas como los escritores;  por eso me ha gustado sumergirme en su pasado, que es también el nuestro de alguna manera. Tiene éste dos ramas en su familia absolutamente distintas: una española y recia, de derechas, de un padre autoritario y franquista, y de la otra una familia británica, moderna, europea. Este libro es un intento de hacer las paces con su padre y un intento de tener una visión más amplia de lo que le ha pasado a este país en las últimas décadas. Y no debe ser fácil, él que fue redactor del periódico El País durante veinte años y que un Ere se lo llevó junto con muchos de los grandes.
  Muchas de las discusiones que tuvo con su padre las he tenido yo en mi familia “Queda un franquismo cultural, sociológico y político que no hemos superado tras cuarenta años de democracia; sigue incrustado en una sociedad que ahora parece, por fin, dispuesta a mudar de piel”. “Franco hizo muchas cosas por España”. Hay un cierto rencor a lo que le hizo su familia y este país con respecto a su educación: “Tuve mala suerte: me eduqué al sur de la inteligencia”. “Estamos aplastados por el oscurantismo del Concilio de Trento frente al dios protestante, más pragmático y comercial, y por la saña de la Inquisición que preñó el franquismo y a la derecha recalcitrante que aún rechaza condenarlo. No incorporaron las enseñanzas de la Revolución Francesa”.
  Tiene este libro de memorias un apartado muy interesante sobre la División Azul donde combatió su padre y varios de sus tíos. Para ello echa mano de conocidos y entendidos del tema como el pintor Dalmau y Jorge Martínez Reverte sobre el que escribió un libro sobre ellos. Ya lo estoy buscando aunque no me va a ser fácil hacerme con él. Me gustan esta clase de libros nodriza que llevan en su interior otros libros.
Tiene igualmente temas de rabiosa actualidad como se dice,  porque toca temas que están todavía en los periódicos estos días y ello es así porque el libro aún tiene la tinta fresca. La edición, el objeto llamado libro, está muy bien, de buen aspecto, tiene la forma de esas agendas de esquinas redondeadas e imitación a piel, pero en los cuatro o cinco días que me ha llevado su lectura se ha resquebrajado un poco justo debajo de la tapa. Pero no importa, es una de las lecturas de este año más importantes y ahí lo dejaré junto al resto de los que tengo más a mano. Adiós 2015. Otro año y no de los peores.

lunes, 28 de diciembre de 2015

ANTONIO MACHADO. JUAN DE MAIRENA.



  Leyendo este libro del gran poeta sevillano  a uno le pasa lo que le pasa a cualquiera que llegue por primera vez a la ciudad de Nueva York: esto lo conozco como si hubiera estado antes. Y es que hay frases, ideas, decires que salen a lo largo de artículos en la prensa, en libros de otros autores, en comentarios, en mil sitios. Este libro podría servir para apuntalar cualquier cosa sobre lo que uno quiera escribir: religión, política, educación, guerra, mil temas importantes y lo hace con profundidad, lucidez y brevedad. Un ejemplo de lo que la gente da por entendido y no se ha parado nunca a pensar:
  Religión:
  “Amar a Dios sobre todas las cosas es algo más difícil de lo que parece. Porque ello parece exigirnos: primero que creamos en Dios; segundo, que creamos en todas las cosas; tercero, que amemos todas las cosas; cuarto, que amemos a Dios sobre todas ellas. En suma: la santidad perfecta, inasequible a los mismos santos”.
  Política:
  “Nuestro políticos llamados de izquierda, un tanto frívolos –digámoslo de pasada-, rara vez calculan, cuando disparan sus fusiles de retórica futurista, el retroceso de las culatas, que suele ser, aunque parezca extraño, más violento que el tiro”.

  Polémica:
  “…Si unos cuantos viragos del sufragismo, que no faltan en ningún país, consiguiesen en España de la frivolidad masculina la concesión del voto a la mujer, las mujeres propiamente dichas votarían contra el voto; quiero decir que enterrarían en las urnas el régimen político que, imprudentemente, les concedió un derecho a que ellas no aspiraban. Esto sería lo inmediato. Si, más tarde, observásemos que la mujer deseaba, en efecto, intervenir en la vida política, y que pedía el voto, sabiendo lo que pedía, entonces podríamos asegurar que el matriarcado español comenzaba a perder su fuerza y que el varón tiraba de la mujer más que la mujer del varón. Esto sería entre nosotros profundamente revolucionario. Pero es demasiado remoto para que pueda todavía preocuparnos”. O  yo lo entiendo mal o tira de fina ironía o ¡cómo cambian los tiempos!
  Del sentimiento:
  “Algunos sentimientos perduran a través de los tiempos: mas no por eso han de ser eternos. ¿Cuántos siglos durará todavía el sentimiento de la patria? ¿Y el sentimiento de la paternidad?”
  Observaciones certeras sobre lo que significa ser español:
  “Hay que ser español, en efecto, para decir las cosas que se dicen contra España”.
  De la filosofía; no obstante el mismo Machado decía que Mairena era su yo filosófico:
  “Que no vivimos en el mejor de los mundos posibles, lo prueba suficientemente el que apenas si hay nada de lo cual no pensemos que pudiera mejorarse…” “Un optimismo absoluto no me parece aceptable”.
  Justicia social:
  “Dejar al hombre a solas con su hambre y la de sus hijos es proclamar el derecho a una violencia que no excluye la antropofagia”.
  Sobre los toros: “Confieso que nunca me han divertido”.
  Sobre el dolor de un semejante: “Condenar a un hombre a esperar la muerte es más cruel que matarlo”.
  En fin, qué pena que otro español tan sabio, tan español,  tuviera que marcharse a morirse afuera.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

ELVIRA LINDO. NOCHES SIN DORMIR.




  Parece que Elvira Lindo lleva un diario desde hace muchos años -ella tiene mi edad- y este libro no es más, ni menos, que la continuación de éstos en un momento en el que ha decidido no volver a pasar otro invierno en Nueva York. Y lo ha hecho bien, muy bien. Siempre me ha asombrado el hecho de poder desnudarse de un escritor, dejar a un lado toda la ropa del pudor fuera de la página en blanco y poner encima toda la carne en estado crudo. Yo he hecho intentos, de estas cosas que escribimos en internet, pero siempre lo he dejado en el lado oscuro de una agenda doméstica, escondida, como hacen las jovencitas pecaminosas.
  Las entradas del diario no tienen fecha y están divididas por esos signos que simbolizan los copos de nieve. Elvira es, como casi todas las mujeres, muy friolera. Le aterra la nieve sucia que se acumula en las calles de la ciudad. Leyendo los últimos libros de la autora nos enteramos que no le gusta Nueva York; hace mucho frío, hay infinidad de ratas (¡qué partes más divertidas!), y la gente va como en ninguna otra parte, a lo suyo. Aún así no puedo evitar sentir cierta envidia por la vida que logra llevar allá. Tener mucho tiempo libre, asistir a gimnasios, ir a restaurantes a menudo, tener encuentros con gente interesante, ir a una peluquería con un peluquero homosexual y divertido, ir a conciertos de jazz a menudo, pasear por Central Park con los ojos de una cronista, hablar con españoles que la reconocen y sobre todo convivir con Muñoz Molina, su marido. Siempre tendemos a imaginarnos a los escritores más o menos famosos, atareados todo el día en sus cosas, atendiendo a llamadas para entrevistas, y un sinfín de cosas más; pero seguro que también se aburren, se entristecen, tienen miedos y echan de menos cosas como todos. Y ella lo cuenta de manera muy divertida.
  Aunque ella odie escucharlo, se conserva muy bien. Es menuda pero tiene buenos genes.
  El libro se lee en dos patadas; dos tardes. Las páginas vuelan. Tiene un estilo que no es Henry James o Pasternak, como ella misma dice, pero es un gusto refrescante meterse en sus páginas. Tiene fotografías hechas por ella misma apuntando a las calles, gentes que pasan, conocidos y amigos, ardillas y muchas cosas más. En algún sitio he escrito que si este libro se comparara con una bebida sería un blanco semidulce y espumoso, de los que cuando uno tiene sed, entra como una bebida isotónica. Sabe contar las anécdotas como pocos; como por ejemplo la vez que a Antonio una taquillera le confunde con un “senior”, y cuando le pregunta Elvira porqué no le había dicho que no era tan mayor contesta: “porque me ahorraba tres dólares”.
  Dice Elvira Lindo que va a dejar de escribir; espero por el bien de sus fieles lectores que no sea verdad.